lunes, 19 de noviembre de 2018

Mi madre. Poema de Francisco Fernández


Mi madre
Suena el reloj, el reloj, 
de dos campanas 
me llama mi madre
sube las persianas, 
aparece una nube 
con un bigote de agua,
golpea en la puerta, 
baja por la ventana,
y viene por la calle
el barro de la montaña. 
Se fue la nube gritamos todos, 
y por los pasillos 
mi madre canta, 
canta, con su voz dulce.
Mi madre que joven que guapa, 
con su vestido de flores,  
sus zapatillas de plata, 
y sus ojos grandes y azules.
Pero esto pasó, hace mucho tiempo, 
son recuerdos 
ilusiones, sueños. 
mi madre me ha dejado, 
como a otros su
madre dejaron, 
solo, en el camino, 
en la noche,
escuchando su voz 
esperando verla.

sábado, 17 de noviembre de 2018

DESNUDEZ DEL HILO


DESNUDEZ DEL HILO
ANA GALÁN VIGO
EDITORIAL LASTURA 2018
Por José María Garrido
16 de noviembre  de 2018



En esta tarde de otoño y lluvia, los versos de Ana Galán Vigo se reflejan como hilos en su telar, en cinco tonalidades, como si de un pentagrama se tratase.  De lino granate, de lana roja, de yute negro, de angora azul, y de algodón encarnado, a la luz de las oberturas poéticas que Montse Morate y Francisco Caro le brindan, dejan al descubierto la esencia de la autora, la historia y los motivos de estas letras que la Editorial Lastura nos ofrece.
La biblioteca municipal Eugenio Trías a la que hay que agradecer su acogida, hoy vuelve a hacer pleno y podría si ese fuese su estilo haber colgado en la puerta de una sala que se quedó pequeña, el cartel de no hay billetes, y es que además de mostrar sus habilidades poéticas, Ana, que recientemente ha sido galardonada con el XVI Premio de Poesía del Círculo de Bellas Artes de Madrid, nos sorprende con su prodigiosa memoria y su magistral didáctica a la hora  de conducir el acto de manera que el tiempo se detiene y se dilata el gozo, al  percibir que  con  los  hilos de su trabajo está edificando un atmósfera de  sosiego y equilibrio.

Y si ya nos atrapa con la fotografía de la portada del libro, de la propia autora, vuelve a sorprender al final del acto, - porque Ana es detallista en la palabra y en los hechos - con un regalo en forma de cuaderno en blanco, porque sabe, que muchos de los asistentes, sienten como ella, la necesidad y el placer de la escritura, para que unos aprendamos y los otros nos sigan enseñando este noble oficio.








viernes, 9 de noviembre de 2018

El escritor imposible.




VASILI AJMÁTOV[1]
EL ESCRITOR IMPOSIBLE
29-10-18





Vasili Ajmátov vive en un caserón grande, frío, desangelado, a mitad del camino del cementerio. Nadie sabe los años que tiene, ni a qué se dedica. Lleva un pequeño espejo redondo a todas partes y cuando nadie le ve, le lanza furtivas miradas.

-        ¿Soy yo? - se pregunta -, Imposible. No soy escritor. Ojalá lo fuese.

La imagen que le devuelve es siempre la misma, le recuerda al rostro de Kafka tanto en las noches de plenilunio como en las tardes de tormenta. Un rostro, solitario y taciturno.
Nadie viene a verle desde hace años. por eso pasa las tardes dando largos paseos por el camino del desfiladero, donde los peros dejan caer sus extraños y amargos frutos en otoño. Va acompañado de su cuchillo de monte. Su hoja tiene desde hace tiempo un color arrebol y le gusta utilizarlo despacio, con cierta parsimonia, sobre todo cuando ya no grita.
La última vez, tuvo que limpiar el mango como un carnicero. Recuerda aquellos siete memorables minutos de placer, después de trazar en su piel un mapa con coordenadas imprecisas como sus propias arrugas.
Han pasado tantos años… se acerca, no le ve, no grita.
Tiene una altura considerable y viste un traje marrón combinado con el verde.
Sigiloso, se acerca un poco más. Su brazo siente la ternura mientras acaricia su tronco. Sus dedos siguen levemente las arrugas de su traje.  Es valiente, no se mueve. Está seguro de que aprecia el latido de su piel. Su mano se va al cinto.
Acerca la punta a sus arrugas, solo tiene que apretar un poco más.
Está solo. Se empina para perfilar su obra sin perder el equilibrio.

¡El espejo!

Al caer se golpea con una piedra, pero no se rompe. No puede evitarlo, sus ojos se van hacia su espejo. Un monstruo. Aprieta, no grita, mueve su mano con delicadeza, hasta que su corazón se desploma.
Es grande como mi puño.
En el vacío que deja, escribe su nombre. Nunca la olvidaré.

 José María Garrido. 



[1] BINOMIO FANTÁSTICO exactamente 349 palabras; obligatorias: pero (sustantivo) y arrebol.  Debe incluir una aliteración. (6-11-18)



miércoles, 7 de noviembre de 2018

Tertulia del día 11 del 11 a las siete de la tarde.

Hola Tertulianos.
Tenemos tertulia el domingo día 11 a las siete de la tarde.
Llevad vuestros poemas para leer y compartir.
Tendremos como invitado a Javier Lostalé, un gran poeta, que condujo durante muchos años
un programa de poesía, La Estación Azul, en Radio Nacional de España.
Es un placer escucharle y leer su obra.
Os esperamos.
Un abrazo

Enlaces para saber más.

Javier Lostalé

Javier Lostalé




Crónica de la tertulia realizada por José María Garrido


Nos sorprende y con agrado la evolución de esta tertulia poética que avanza 
como una hormiga, audaz y sin descanso. No es preciso someterla a evaluación, 
pero si es cierto que, empieza a ser necesario tenerla en cuenta 
en los círculos literarios y poéticos del Madrid de nuestros días.
Hoy nos ha brindado la magnífica oportunidad de compartir papel y 
esencia con el poeta Javier Lostalé, (Madrid, 1942), conocido ampliamente 
como divulgador de la cultura a través de radio uno, con programas como “La estación azul”, 
“El ojo crítico” o “Documentos”, en los que, sigue derramando sus conocimientos 
con agilidad lingüística, con la habilidad didáctica de un comunicador excepcional. 
Pero hoy se acerca a nosotros como poeta. 
Y nos dirá, en un momento sublime de la tarde, como muestra de su obra, que 
Quien ama, cruza la frontera, con un único paisaje dentro, 
quien ama dobla la velocidad de su pensamiento 
para que alguien respire a través del pulmón de su memoria.
Y se nos quedan debajo del tintero, escondidos detrás de los deseos, 
poemarios como “el mar y la noche”,” la rosa inclinada”, 
o “el espejo del amor y de la muerte”, 
con los que esperamos que venga a deleitarnos otra tarde a nuestro particular
 Desván de Torrejón y desde el que agradecemos sinceramente su presencia.

Desde nuestro blog “atados al azar” agradecemos iniciativas como esta, 
que contribuyen a la difusión de la cultura, y a los artistas, 
que gracias a ellos podemos conocerla y disfrutarla. 










martes, 6 de noviembre de 2018